OPINIÓN: plásticos y alimentos ecológicos

Compartimos la opinión de Pedro Burruezo en este artículo publicado en Vida Sana sobre los plásticos y los alimentos ecológicos. Pedro Burruezo es director de la revista "The Ecologist", asesor de BioCultura, músico y compositor.



Opinión de Pedro Burrezo: "Da un poco por saco, con perdón, que te esfuerces en apostar por los alimentos ecológicos y, entre unas cosas y otras, no seamos capaces, en casa, de reducir el número de residuos de plásticos. Soy consciente de que el asunto es complejo y de que, cuando hablamos de alimentos, las legislaciones favorecen un tipo de envoltorios que, supuestamente, son seguros en lo que respecta a virus y bacterias, pero no en lo que atañe a la contaminación por químicos tóxicos, ya que todos los plásticos, o muchos de ellos, no son inertes en absoluto.

 

Soy consciente también de que muchas empresas de alimentos ecológicos ya están haciendo un notable esfuerzo en este sentido y bienvenido sea. Creo que, con tiempo, paciencia y una caña, la presión ciudadana conseguirá que el número de plásticos en alimentación, sea ecológica o no, vaya aminorándose poco a poco, pues su impacto ambiental y sanitario es desastroso. En la población de la Costa Brava donde yo vivo, cada domingo hay mercadillo. A las 3 de la tarde, cuando salgo a pasear, es desolador ver el reguero de plásticos que ha dejado el mercadillo a su paso, sea en productos alimentarios o de cualquier otro tipo. Es muy importante que todos los ciudadanos presionemos con todas nuestras fuerzas a la Administración para que las leyes sean restrictivas en este asunto. No sólo se trata de reciclar y reutilizar. Se trata, sobre todo, de crear normativas que impidan que se utilice el plástico con tanta abundancia y alegría. El plástico que mejor se recicla es el que no ha sido creado.
 

En BioCultura BCN se dio una circunstancia graciosa este año. Algunas personas se quejaron de que había en la feria demasiada presencia de plásticos en la mercadotecnia de los productos y demás. Pero resulta que algunas de estas empresas vanguardistas en lo alimentario… ya utilizan bioplásticos totalmente inocuos en lo sanitario y absolutamente compostables. Pero son tan parecidos a los plásticos convencionales que buena parte del público no observó la diferencia. Había cierta confusión al respecto. Estos bioemprendedores alimentarios que están ya optando por envoltorios compostables e inertes son esos locos que abren los caminos a los demás, esos majaretas de los que hablaba la cita que encabeza el texto. Esos bioplásticos son ya tan perfectos que nadie los distingue de los demás. Entonces, ¿dónde los tirarán? ¿Al contenedor de lo orgánico o al de los plásticos? Señalemos bien claro que se trata de bioplásticos compostables para que no haya inducción al error. Desde esta atalaya, felicitar a esos locos que llevan delantera en todo esto. Está claro que su apuesta no es de locos: son los únicos cuerdos."


Ver Original

 
Compartir

Banners Inferior Derecha

Banners Inferior Izquierda