Bases para crear un plato equilibrado. Entrevista Emanuela Gornati

Bienvenidos a un nuevo podcast de Tv Bio, patrocinado por Natursoy. Hoy nos acompaña Emanuela Gornati: chef, empresaria, coach nutricional y autora del curso "Comer Sano Es Fácil - Crea Tus Menus Saludables".

Este es precisamente el tema que vamos a tratar hoy en la entrevista. Y ya sabes, puedes leerla o escucharla aunque te recomiendo escucharla porque se dicen cosas que no están en el texto.

Emanuela, ¿cómo podemos asegurarnos de que estamos comiendo un plato equilibrado?


Antes que nada lo primero que tenemos que hacer es conocer los alimentos: aprender a distinguir cuáles son buenos y cuáles no.
 

A partir de ahí hay que tener en cuenta los nutrientes porque en un plato equilibrado todos los nutrientes que necesitamos deberían estar. ¿Cuál es la proporción adecuada de nutrientes? Resumiendo tenemos que incorporar en cada comida las proteínas, las grasas saludables, los hidratos de carbono saludables, las vitaminas y los minerales.
 

¿Cómo se combinan estos nutrientes en el plato?


Siempre aconsejo que la mitad del plato (50%) esté compuesta por vegetales de diferentes tipos: verdes, de raíz y de estación. Un 25% del plato debe ser proteína de buena calidad y otro 25% de cereales integrales (hidratos de carbono). También una parte de grasa saludable en forma de condimento (semillas, frutos secos, aceite de oliva, aceite de coco, aguacate...)
 

Un plato sólo de pasta está desequilibrado porque faltaría verdura, proteína y grasa saludable.
 

Alimentos vivos VS alimentos muertos


Cuando hablamos de alimentos vivos nos referimos a alimentos que están de por sí en la naturaleza como las verduras, las frutos o los granos: semillas, frutos secos, cereales integrales...
 

Eso son granos que al ponerlos en la tierra germinan y dan vida. Si quieres tener energía tienes que alimentarte de alimentos que tienen esta energía vital.
 

Si comemos alimentos muertos como los alimentos procesados y envasados vamos mal. Estos alimentos sobrecargan el organismo y generan toxinas. Cuando pasa esto malgastamos energía porque el cuerpo la gasta precisamente para eliminar tanta toxina.

curso emanuela

¿Cómo organizamos nuestra despensa?


El tema de la despensa es muy importante. No podemos cambiar nuestra alimentación si en casa continuamos teniendo alimentos poco saludables.
 

Lo primero que hay que hacer es quitar los alimentos que no son saludables y sustituirlos por alimentos vivos: vegetales, fruta y verdura fresca, semillas, frutos secos, cereales integrales...
 

Otra cosa es eliminar los productos refinados y los productos que tienen fecha de caducidad de un año porque ahí no hay vida.
 

Es importante listar y tener claro qué alimentos son los que hay que tener en la despensa: cereales integrales (que haya variedad), legumbres, frutos secos, semillas, copos para el desayuno, bebidas vegetales...
 

Si estás haciendo el cambio de alimentación es importante que cada semana introduzcas algo nuevo. Por ejemplo, si no conoces el mijo anótalo en tu lista de la compra y experimenta.
 

Otra cosa es organizar el menú. Es más fácil apuntarse los ingredientes que vas a necesitar, aunque yo recomiendo hacerse una lista de los alimentos que quieres tener en casa.
 

Para ejercer mejor mi trabajo en un restaurante siempre me ha venido muy bien organizarme la compra por grupos de alimentos: cereales, proteína vegetal, frutos secos, grasa...
 

Cuando tengo claro las proporciones de nutrientes es mucho más fácil preparar un plato equilibrado.
 

Desayuno ideal


No hay un desayuno ideal para todos pero sí podemos empezar a conocernos para comer lo más adecuado posible.
 

Siempre hago la misma pregunta: ¿eres de zumo o de sopa? Es decir, te sientan bien los alimentos crudos o mejor los alimentos calientes.
 

En mi caso por ejemplo soy más de infusiones.
 

Para una persona que tiene un intestino débil es mejor empezar la mañana con algo calentito. Introducir infusiones y un desayuno a base de cereales pero en porridge: con bebida vegetal caliente.
 

Sin embargo una persona que sí tiene un intestino más fuerte se despertaría mejor con un licuado, con un porcentaje más alto de verdura que de fruta para que la inyección de minerales sea la adecuada.
 

Comida ideal


En este caso recomiendo que al menos una comida al día sea bien completa: gran cantidad de verduras, 25% proteínas y 25% hidratos de carbono.
 

Las verduras se pueden presentar en diferentes tipos de cocción: vapor y escaldadas por ejemplo.
 

También podemos disociar: comer hidratos de carbono en la comida y cenar más proteína.
 

La finalidad es que todos los días el cuerpo tenga todos los nutrientes que necesita. Lo digo sobre todo para las personas que siguen una alimentación vegana.
 

Me he metido en tu curso de "Comer Sano". Hay un montón de información. Es un curso que abarca todo lo que hay que saber para alimentarse correctamente.


Sí, he querido hacer un resumen práctico y sencillo. No es un curso de recetas, porque las recetas las pongo gratis en Youtube. Es algo más, quiero enseñar de verdad a la gente a prepararse un menú saludable. Quiero sentar las bases correctas para que todo el mundo pueda en su día a día comer bien.
 

Más información del curso de Emanuela.

 

Compartir

Banners Inferior Derecha

Banners Inferior Izquierda