Alimentación y felicidad ¿Están relacionadas? - Nos lo cuenta la coach Mónica Suárez

Alimentación y felicidadBienvenidos a un nuevo podcast patrocinado por Natursoy. Hoy vamos a hablar de alimentación y felicidad, concretamente de cómo la alimentación puede (o no)

ser un recurso para alcanzarla. Nos acompaña Mónica Suárez, coach nutricional y autora del blog monicasuarez.es

 

¿Puede la alimentación predisponernos (o no) para ser y estar más felices?

 

Por supuesto que sí.

 

¿Cuál sería esta dieta de la felicidad?

 

Una buena dieta (risas). Me encanta.

 

Hay muchos factores a tener en cuenta en una dieta de la felicidad y entre ellas está la alimentación sana.

 

En este sentido hay muchos alimentos que nos van a predisponer más o menos a para estar en un estado anímico mucho más positivo y alegre.


Alimentos que mejoran el estado de ánimo

 

La mayoría de personas tienen una alimentación basada en alimentos ya procesados y refinados, llenos de conservantes… Cosas que nos intoxican. Además hay mucha sal y muchos aditivos, lo cual provoca que nos bloqueemos a nivel físico y energético.

 

Por tanto cuando tenemos un bloque el cuerpo no funciona correctamente y nos limita a nivel de felicidad porque cuando no nos sentimos bien no estamos tan felices.


 

¿Hablamos entonces de eliminar?

 

A mí no me gusta la palabra eliminar, mejor sustituir, encontrar alimentos sustitutos que sean más sanos. El mismo nutriente hecho de una forma distinta: en vez de comprar precocinado hacerlo nosotros mismos.

 

Hay que plantearse qué ritmo de vida llevamos porque estar todo el día tenso no ayuda a permanecer en estado de relajación.

 

Entran también otros factores como el PH sanguíneo acidificado, flora intestinal debilitada…

 

Es muy importante tener un sistema digestivo correctamente poblado, porque en ese sistema hay muchas terminaciones nerviosas y es el lugar donde se fabrica la serotonina: un neurotransmisor responsable de la sensación de bienestar y felicidad; reduce la ansiedad y nos hace sentir mejor.

 

Por lo tanto si no le damos al organismo lo que necesita para tener un sistema digestivo sano también nos va a afectar en la felicidad.

 

En este sentido podríamos hablar de tres o cuatro alimentos que por sus características estén relacionados con la mejora en nuestro estado de ánimo.

 

Sí, efectivamente los hay:Bajas de Goji

 

  • Frutas y verduras, el plátano es uno de los que más destaca en este sentido.
  • Bayas
  • Frutos secos
  • Frutas secas
  • Legumbres
  • Cereales integrales…

 

Si somos personas que comemos pescado el pescado azul también nos va ayudar. En definitiva todos esos alimentos que nos ayudan a estabilizar el PH sanguíneo.

 

Por otro lado hay que dejar y sustituir lo siguiente:

 

  • Azúcares refinados
  • Carnes
  • Lácteos
  • Cafés
  • Alcohol…

 

La alimentación energética siempre va acompañada de un mejoramiento en el estado de ánimo, ¿una va de la mano de la otra digamos?

 

Normalmente sí.

 

Se puede sar que en alguna ocasión la persona tiene algún tipo de bloqueo que no está directamente relacionado con la alimentación, como un accidente por ejemplo. En estos casos puede haber algún meridiano energético que se ha bloqueado y por tanto habría que tener en cuenta otros factores. Sin embargo la alimentación energética nos va a ayudar en ello.

 

También tenemos que conocer cuál es nuestra condición y constitución para saber cuáles son los alimentos más adecuados para cada uno.

 

No es lo mismo una persona con sobrepeso que otra que no lo tiene por ejemplo.

 

En tu blog hablas de que tenemos falta de confianza en nuestro cuerpo y que por eso elegimos alimentos insanos, ¿a qué te refieres con esto?

 

A que nuestro organismo nos manda señales de lo que necesita. Me refiero más a las personas que están a dieta y no dejan que el cuerpo trabaje por sí mismo.

 

Esto provoca que se esté más pendiente de la báscula que de encontrarse bien: “si he bajado de peso estoy bien, si no he bajado de peso no estoy bien”.

 

Así generamos estrés y provocamos más aumento de peso.

 

Hay que confiar en el cuerpo porque él adelgaza si se trabaja en el estado de ánimo y en factores externos porque hay personas que tienen fugas de energía en cosas simples como por ejemplo tener la casa desordenada.


Todos estos cambios, ¿de forma paulatina o de golpe?

 

Es mejor ir poco a poco porque el cuerpo es materia y la materia tiene una vibración más lenta y le cuesta más modificarse.

 

Los pensamientos son más rápidos pero el cuerpo es diferente. Os doy una serie de consejos:

 

  • Paso 1. Comer de forma consciente. Estar presentes en el momento de comer, masticando bien y saboreando. Hay que notar cuando el cuerpo no te pide más y parar. Por eso es bueno comer despacio.
  • Paso 2. No saltarse las comidas y hacer la cena más ligera.
  • Paso 3. Comer alimentos vivos, evitar el procesado. Cocinar en casa y probar con diferentes estilos de cocción: vapor, salteados, macerados, olla a presión en algunas ocasiones
  • Paso 4. Conocerse a uno mismo para saber qué tenemos que comer.

 



Mónica Suárez imparte cursos online muy interesantes, como por ejemplo el de “Alimentación energética”, el de “Adelgaza con la mente” o el de “La Dieta Divina”.

Visita su blog aquí: www.monicasuarez.es

Natursoy

Compartir

Banners Inferior Derecha

Banners Inferior Izquierda