Grasas saturadas e insaturadas: aspectos clave a tener en cuenta

Grasas saturadas e insaturadasLas grasas saturadas e insaturadas siempre crean confusión. ¿Qué tipos de grasas encontramos? ¿Son todas malas? ¿Cómo debemos afrontar este tema en nuestra alimentación? En esta entrevista la nutricionista Lucía Redondo arroja un poco de luz sobre

un tema que está más en boga que nunca: la necesidad de consumir grasas de buena calidad. Y ya sabes, puedes escucharla o leer la transcripción, aunque te recomendamos escucharla porque dice cosas que no están en el texto.

 

 

¿Cuáles son los tipos de grasas que existen?

 

Sí, empecemos a poner todo en orden. Normalmente cuando empezamos a clasificarlas siempre hacemos dos grandes grupos: las grasas saturadas y las insaturadas. Sin embargo es un grupo muy amplio. Por ejemplo, dentro de las grasas insaturadas hay muchos tipos: omega 3, omega 6, omega 9… Incluso dentro de cada tipo de estas grasas hay grasas distintas. Para ilustrarlo decir por ejemplo que la fuente de omega 3 más habitual es el pescado azul, que tendría un tipo de Omega 3. Pero también encontramos el Omega 3 en otros alimentos, por ejemplo, en las semillas de lino, semillas de chía, nueces… No obstante es un Omega 3 diferente por lo que el efecto en el organismo también es diferente.

 

 

¿Qué tenemos que tener en cuenta?

 

Lo más importante es no decir que una buena o es mala. Realmente no es así, aunque durante años lo ha parecido debido a la industria alimentaria. Hoy en día hay que aplicar el sentido común. Por ejemplo, a pesar de que yo no soy amiga de los lácteos se sabe que la grasa láctea no aumenta el riesgo cardiovascular. Otro ejemplo es el aceite de coco que aunque tenga grasas saturadas los efectos son muy positivos. Lo importante es que el alimentos donde se encuentre esa grasa sea bueno. El problema no está en la grasa saturada sino en los tóxicos que se encuentra en esas grasas.

 

 

¿Las grasas tienen su función en nuestro cuerpo?

 

La industria nos ha hecho pensar que cuanto menos grasas mejor. Sin embargo las grasas, siempre que sean de buena calidad, son necesarias. Incluso ayudan a controlar el peso. Los estudios que se han hecho sobre la dieta mediterránea han demostrado que consumir más aceite de oliva virgen y más frutos secos ayuda a prevenir la obesidad, algo que va en contra de lo que nos han ido vendiendo durante años.

 

 

¿Y las grasas trans?

 

Estas sí son las grasas malas. Es un tipo de grasa que se forma cuando se aplican altas temperaturas. Para saber donde están podemos leer las etiquetas y si pone aceite parcialmente hidrogenado es un indicativo de que lleva grasas trans. ¿Qué problemas tienen? Es un tipo de grasa que más aumenta el riesgo cardiovascular, de hecho muchos países han tomado medidas necesarias. En España estas grasas están prohibidas.

 

 

Aceites para cocinar, ¿qué aceites son mejores?

 

Precisamente el tema principal del doctorado que estoy haciendo ahora tiene que ver con esto. Estamos llevando a cabo una comparativa entre muchos aceites, en sus formas vírgenes y refinadas. Yo he metido también aceites más alternativos como el es sésamo y el aceite de coco. Por lo que llevamos visto el que más resiste a altas temperaturas es el aceite de coco virgen, además con mucha diferencia. Lo que le diferencia de otros aceites es que lleva muchos antioxidantes. Como segunda opción tenemos el aceite de oliva virgen. Lo que no habría que usar es el aceite de girasol, dado que es muy inestable.

 

 

¿Podemos hablar de grasas buenas y grasas malas?

 

Para mí es mucho más correcto hablar de alimentos que llevan grasas más sanas o alimentos que llevan grasas menos sanos. Por ejemplo, utilizar un aceite de oliva refinado cocinado, aunque sea una grasa insaturada que en su origen podría ser bueno, deja de ser bueno.

 

 

¿Qué consejos nos das para terminar esta entrevista?

 

Que perdamos el miedo a las grasas. Aunque la industria ha estado años y años machacando sobre este tema nuestro organismo y nuestro cerebro necesita grasas. Eso sí, siempre grasas buenas: semillas, frutos secos, coco, aguacate, aceite vírgenes, pescados azules…

 

 

¿El aceite que no está refinado es el aceite de primera presión en frío?

 

Sí, tenéis que buscar que ponga “extraído en frío”. La etiqueta debe tener la palabra frío.

 

 

 

Conoce más sobre Lucía aquí

 

 

Artículos relacionados

 

Dieta sana y dieta para adelgazar

 

¿Es bueno tomar lácteos?

 

 

Compartir

Banners Inferior Derecha

Banners Inferior Izquierda